"Si te lo tengo que pedir... ya no lo necesito..."

Frase fuerte! Una creencia, que tuve durante mucho tiempo, que me costó derribar…

¿Por qué? Porque creía, que si “yo” (puro ego) era capáz de darme cuenta cuando la otra persona necesitaba algo, y estaba ahí, siempre al servicio, dando y dando, lo que según yo creía que el otro necesitaba… Como era posible, que cuando yo (y otra vez mi ego, haciéndome sentir importante) necesitaba, no había nadie que se diera cuenta…

Y ahí me salía ésta maldita Frase… “Si lo tengo que pedir, ya no lo necesito”

Hasta que me dí cuenta, que “el otro” no es adivino, no tiene una varita mágica para saber qué carajo me pasa por la cabeza, o que es lo que quiero…

Y si aprendemos a pedir? No será más fácil?

Podemos probar diciendo:

- Me ayudas? – podrás hacer "esto" por mi?

- Podrías encargarte de …? Podes hacerlo vos? ¿Cuándo?

- Podrías abrazarme?

- Me ayudarías a encontrar una solución?

- Hoy necesito …


A veces te dirán que no, y tendrás que aceptarlo (otro tema), pero la mayoría de las veces te dirán que Si... Las mujeres tenemos ese patrón de querer cargar con todo y de CARGAR CON TODO AL MISMO TIEMPO... No, ese no es el camino…

Hacer de todo por todos, no te permite a vos, liberarte de cargas y dejar que los otros se hagan cargo de lo que les corresponde…

Sabes qué? No vas a ser canonizada por tanto servicio a otros…

Así que… Soltá, y aprendé a pedir cuando lo necesites…


Yo estoy aprendiendo... Vos? Sabés pedir?

Aprendiendo a pedir

48 vistas

© 2019-2021 | Modo Pausa

© 2019-2021 | Modo Pausa