Mientras más grande es la armadura, más frágil el Ser que la habita...

Actualizado: 19 de jul de 2019


Leí este título hace unos días e inmediatamente me recordó, esa etapa de mi vida... de Mujer fuerte, valiente, guerrera, esa capaz de superar cualquier obstáculo, esa que hacía frente a las adversidades sin pensarlo, sin dudar, esa capaz de dar todo por defender a los que quería, esa mujer que siempre iba al frente y ponía buena cara y actitud todo el tiempo...

Esa que no era capaz de verse y mucho menos de mostrarse vulnerable, esa que cada mañana se maquillaba, arreglaba su pelo, elegía su ropa, sus tacos altos y con actitud y mucho orgullo, salía hacia la vida siempre con su mejor sonrisa...

Hasta que un día, después de leer un cuento que te recomiendo: "El caballero de la armadura oxidada",

se miró al espejo y pudo ver que tan grande se había hecho su propia armadura, pero que frágil estaba por dentro, y se rindió... rompió en llantos esa mañana, como tantas otras veces lo había hecho, se dejó caer envuelta en su bata, casi sin fuerzas, mientras su perrito la acompañaba, sintió miedo, cansancio, tristeza, desgano, y todos esos sentimientos que había estado ocultando detrás de su armadura de mujer fuerte todo este tiempo... Luego de llorar un rato, ya casi sin aliento, decidió en ese momento dejar su ego de lado, mostrar su vulnerabilidad, llamando a una amiga y diciéndole:

- Podés venir?, no me siento bien... y fue allí, que un pedazo de su armadura comenzó a caer y alivianar todo el peso que venía cargando...


Y así fué... cómo descubrió, que está bien ser fuerte y valiente, pero también está bien mostrar nuestra vulnerabilidad y nuestras debilidades, que no pasa nada... que si un día estamos tristes y no sabemos porque, lo podemos decir, a veces ni siquiera hace falta contar los motivos, a veces solamente necesitamos un abrazo, una palabra de aliento, que alguien nos escuche, o simplemente que nos acompañe a estar solos, en silencio y lo podemos pedir... porque somos seres humanos, y detrás de esa máscara que nos ponemos, te puedo asegurar que existe un Ser maravilloso, que siente! mucho más de lo que muestra...


Y vos? llevas puesta siempre tu armadura? ó podés mostrar tu vulnerabilidad?

¿ Con quiénes lo haces? ¿podés hacerlo? ¿Cómo te sentís después de dejar caer tus máscaras? Contame, te leo!




29 vistas

© 2019-2021 | Modo Pausa

© 2019-2021 | Modo Pausa